Una gran Reflexión sobre Proyecto Géminis

La película protagonizada por Will Smith, brilla más por su técnica que por su guion, pero demuestra un despliegue visual impactante del que vale la pena ser participe.

PROYECTO GÉMINIS por: Federico Velasco

La historia de la cinta dirigida por Ang Lee, es bastante sencilla. Henry Brogan (Smith) un veterano asesino del gobierno, es enviado en una misión para eliminar a un supuesto terrorista ruso. Pero descubre que le tendieron una trampa y el terrorista no era tal, con lo cual la agencia para la que trabaja decide eliminarlo. ¿Y quien puede detener al mejor asesino del planeta? El mismo.

z 239f7b1321502021 (1) Así es como un clon joven que responde al nombre de Junior es enviado por Clayton Varris (Cive Owen) director de la agencia Geminis para eliminarlo.

Igual la historia de esta película es bastante particular ya que tardo 20 años en poder llevarse a cabo, originalmente presentada como una idea de Darren Lemke vendida a Disney Pictures en 1997 para que la dirija Tony Scott. A empresa encargada de los efectos en aquella época era The secret Lab, el estudio de efectos visuales que trabaja para Disney en aquella época y que diseño un sistema llamado Human Face Project, que consistía en justamente en crear clones en CGI de los actores, pero la tecnología disponible estaba todavía muy verde y después de muchas vueltas, cambios de directores y de posibles protagonistas, entre los que desfilaron Harrison Ford, Robert DeNiro, Mel Gibson, sean Connery y un largo etc, la película nunca se realizó hasta que en 2016 Skydance Media, le compro a la casa del ratón, los derechos para producirla ellos.

De esta manera se le dio luz verde al proyecto que finalmente podemos disfrutar en los cines desde esta semana.

Como decía al principio lo más atractivo de la película está puesto en lo visual, tanto por la dirección de Ang Lee, como en la filmación en el formato HFR, que produce una nitidez de imagen que sorprende como ya pudimos disfrutar en algunas otras cintas como el Hobbit de Peter Jackson. Pero la verdadera estrella de la película, es esta nueva moda de rejuvenecer actores poniendo su cara sobre el cuerpo de alguien más, algo que en la última Terminator, ya comente me había parecido magnifico y me había sorprendido, acá al ser un poco la base de la película se siente exagerado.

Como dije, el efecto es impecable y asusta el ver a un Will Smith cincuentón enfrentarse al príncipe del rap, pero parece que todo el esfuerzo esta puesto en hacer ese efecto creíble en que entremos en la lógica del clon joven de Henry Brogan luchando contra su contraparte más vieja y la película no tiene mucho más, todo es una excusa para ver esto y no hay mucho más.

Las escenas de acción por momentos parecen sacadas de un juego de video y la altísima nitidez de la película, no sé, pero por momentos como que me sacaba de la trama, obviamente todo esto es algo muy personal, pero a mí no me dejo disfrutarla al cien por ciento, como que uno es consciente todo el tiempo que está mirando una película, no hay abstracción posible, y por lo tanto la identificación con los personajes o el sumergirse en la trama nunca llega, por lo menos en mi experiencia.

En conclusión, me parece que esta técnica todavía tiene mucho que aportarle al cine y se puede usar de maneras geniales y volverse moneda corriente, pero eso no tiene que generar películas que sean una excusa para utilizar el recurso que es un poco lo que siento que pasa acá.

z 239f7b1321502021 (3)

La tecnología jamás tiene que anteponerse a la narrativa o sino perdemos todos.

Qu genero de pelculas prefieren??

Ver Resultados

Loading ... Loading ...